馃帗 Demanda social y libertad de ense帽anza

El director de estudios del grado en Derecho, Juan Jos茅 Guardia, es una de las firmas que pueden encontrarse en el n煤mero 31 de la revista oficial de la Federaci贸n de Asociaciones de Madres y Padres de Escuelas Libres de Catalu帽a (FAPEL).

Fecha: martes, 14 de enero de 2020 a las 15:15h

Demanda social y libertad de ense帽anza

El director de estudios del grado en Derecho, Juan Jos茅 Guardia, es una de las firmas que pueden encontrarse en el n煤mero 31 de la revista oficial de la Federaci贸n de Asociaciones de Madres y Padres de Escuelas Libres de Catalu帽a (FAPEL).

En su art铆culo, titulado 驴Cu谩l es el futuro de la educaci贸n concertada? La demanda social a debate, Guardia realiza una reflexi贸n sobre la situaci贸n actual de los conciertos educativos en Espa帽a, su fundamento jur铆dico y la eficacia del concepto 鈥榙emanda social鈥 para defenderlos a trav茅s de la v铆a judicial.

Como explica Guardia, la inclusi贸n del concepto 鈥榙emanda social鈥, recogido por primera vez en la Ley Org谩nica para la Mejora de la Calidad de la Ense帽anza (LOMCE), proporciona una v铆a para defender a la escuela concertada de eventuales arbitrariedades de la planificaci贸n administrativa en materia de centros de ense帽anza.

Y es que el art铆culo 109 de la ley, al mencionar la 鈥榙emanda social鈥 como uno de los aspectos que hay que valorar en la planificaci贸n de la oferta de plazas educativas, insta a la administraci贸n a tener en cuenta las preferencias de las familias. Y no s贸lo eso, como observa Guardia, el precepto tambi茅n otorga a dichas familias la capacidad de 鈥渋mpugnar ante los tribunales una planificaci贸n que eluda arbitrariamente demanda social verificada鈥. Como se帽ala este jurista, con el art铆culo 109 de la LOMCE en la mano 鈥渓os ciudadanos pueden ahora invocar ante los tribunales la 鈥榙emanda social鈥 para controlar la discrecionalidad administrativa鈥.

Un logro que hay que defender

Por estos motivos, la inclusi贸n de la 鈥榙emanda social鈥 en nuestra legislaci贸n educativa constituye un 鈥減eque帽o logro que vale la pena defender鈥. En este sentido, Guardia invoca 鈥渓a tutela real de la libertad de ense帽anza鈥.

Expone el autor en su art铆culo que 茅ste fue el camino que en su d铆a transit贸 la escuela no gubernamental francesa y argumenta que podr铆a ser un recurso 煤til para compensar la inercia de los 煤ltimos 35 a帽os, en los que, generalmente, ha prevalecido la planificaci贸n educativa p煤blica.

Seg煤n afirma Guardia, 鈥渁 nadie se le escapa que la educaci贸n concertada est谩 amenazada por diferentes frentes: el reto demogr谩fico, la infrafinanciaci贸n perenne y la defensa del car谩cter propio frente a colectivos y poderes p煤blicos鈥.

El autor, profesor de Derecho Administrativo, considera, y as铆 lo manifiesta en el art铆culo de la revista de FAPEL, que, si bien durante un siglo la expansi贸n de la ense帽anza estatal fue una pol铆tica acertada, 鈥渉oy es necesario reconocer los l铆mites de las pol铆ticas monopolistas en la ense帽anza鈥.

 

Demanda social y libertad de ense帽anza