🎓 La entrevista es una “batalla verbal” 

La entrevista con un personaje relevante de la vida cultural hay que afrontarla como “una gran oportunidad”. Implica disponer de un tiempo en el que ese escritor, músico o actor está en manos del periodista, cuya misión es encontrar el hilo del que tirar para sacar a la luz la verdad del personaje y su obra. 

Fecha: viernes, 04 de diciembre de 2020 a las 17:45h

La entrevista es una “batalla verbal” 

La entrevista con un personaje relevante de la vida cultural hay que afrontarla como “una gran oportunidad”. Implica disponer de un tiempo en el que ese escritor, músico o actor está en manos del periodista, cuya misión es encontrar el hilo del que tirar para sacar a la luz la verdad del personaje y su obra. 

El periodista, singularmente el especializado en temas de cultura, sabe que la entrevista ha sido un éxito cuando percibe que ha podido extraer “un trozo de esa persona, que se quedará contigo para siempre”, ha explicado Laura Fernández. Esta periodista, que actualmente trabaja en la sección de cultura de El País, después de haber pasado también por medios como El Mundo, Europa Press y diversas revistas de cultura, ha protagonizado una sesión con estudiantes de cuarto curso del grado en Periodismo

¿Cómo hacer para conducir la entrevista hacia esa revelación luminosa del personaje? El primer consejo es instrumental: olvidarse de la grabadora. El hecho de saber que se cuenta con la red de seguridad de la grabación incita la desconexión y, por tanto, dificulta la conversación, problema serio porque una buena entrevista consiste en eso: “una conversación como la que podrías tener con una amiga”. 

La actitud de escucha proporcionará fluidez y organicidad a la entrevista. “Si estás escuchando, la siguiente pregunta sale sola”, ha asegurado Fernández. Y las posibilidades de dar en la diana se multiplicarán si, además, se agrega un trabajo de documentación previo: “Hay que intentar llegar a la entrevista sabiendo del tema más incluso que el propio entrevistado”. 

La ponente ha sugerido ciertas vetas provechosas en las conversaciones con personalidades del mundo del arte. Por ejemplo, “les encanta que nos interesamos por los mecanismos de la creación”. Según ha explicado, hay que jugar con el hecho de que, en el fondo, “los creadores crean para que los quieran, para que los escuchen”. 

Así concebida, la entrevista se asemeja a una “batalla verbal”, en la búsqueda de la fórmula y el tempo adecuados para abrir la última cerradura del entrevistado. Es la “búsqueda de un tesoro”, ha definido Fernández. 

Y ha de hacerse sin perder de vista que el periodista no es sino un “intermediario”. Por eso es importante servir todos los detalles que ayuden al lector a situarse en la atmósfera de la entrevista: “Como periodista, quiero que el lector esté ahí conmigo”. 

La entrevista es una “batalla verbal”